CASTROL Y AUDI SPORT

DTM

Hace ya más de 30 años que el DTM hace las delicias de los aficionados a los auspicios de motor y, hoy en día, se considera uno de los campeonatos más duros y reñidos del automovilismo. 

El DTM presenta un formato único. Es la única serie de competición del mundo con una parrilla compuesta exclusivamente por equipos de las marcas. 

El Audi RS 5 DTM es un purasangre de la competición, concebido con un solo objetivo: ganar carreras. Está compuesto por casi 4000 piezas únicas, todas hechas a mano. Las normas son estrictas y dejan poca capacidad de maniobra a los ingenieros, de modo que el menor de los detalles es crucial en el DTM; por ejemplo, usar el mejor lubricante: Castrol EDGE SUPERCAR. 

En la temporada 2018 de la DTM, Audi participará como defensora del título, con la versión de este año del Audi RS 5 DTM. La última versión de este exitoso automóvil de carreras responde a las últimas novedades en el reglamento de la DTM, todas ellas destinadas a mejorar la experiencia de competición para los aficionados: Menos carga aerodinámica, una suspensión simplificada y una mayor importancia del pilotaje.

1 / 8
El campeonato DTM ofrece a Castrol EDGE la oportunidad perfecta de colaborar con Audi en la co-ingeniería, las pruebas y las mejoras de sus productos en el más exigente y difícil de los entornos.