La Historia

A nivel mundial, Castrol desarrolla lubricantes para motor y aceites para una amplia gama de aplicaciones e industrias. Desde aceites para coches y motos hasta lubricantes industriales especializados desarrollados para las industrias de marina y embarcaciones.

Durante más de 80 años guiados por la tecnología, hemos probado nuestros lubricantes de motor en las situaciones más extremas - desde las pruebas más rigurosas de laboratorio e industria al mundo altamente competitivo de la competición de motor.

Castrol MAGNATEC, uno de los principales lubricantes de motor  de Castrol, ha ayudado a los conductores a proteger el motor de su coche durante casi 20 años ofreciéndole una protección inmediata desde el momento del arranque. Las moléculas inteligentes de Castrol MAGNATEC están especialmente formuladas para adherirse a las piezas críticas del motor y reducir el desgaste dramáticamente.

Moléculas de Castrol MAGNATEC

Las moléculas inteligentes de Castrol MAGNATEC son la diferencia con otros aceites de motor. Estos componentes moleculares ultrarefinados se adhieren al motor en todo tipo de situaciones de conducción, e incluso cuando el motor está apagado.

Cuando se para el motor, el aceite vuelve al cárter, pero las moléculas inteligentes de Castrol MAGNATEC  no lo hacen. Se adhieren a las piezas críticas del motor como un imán, proporcionando una capa extra de protección desde el arranque y durante el calentamiento.