IT'S MORE THAN JUST OIL. IT'S LIQUID ENGINEERING.

  1. INICIO
  2. TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN
  3. DEPORTES DE MOTOR
  4. COLABORADORES EN LOS DEPORTES DE MOTOR

COLABORADORES DE CASTROL EN LOS DEPORTES DE MOTOR

Desde 1906, Castrol ha continuado apoyando a los pioneros y a los que baten récords en tierra, mar y aire. En la actualidad patrocinamos algunos de los equipos de deportes de motor con más éxito del mundo.

Colaboradores de Castrol en los deportes de motor

La línea de meta es solo el principio

Los deportes de motor siempre han sido una motivación que ha hecho evolucionar a Castrol, pero no nos conformamos con suministrar lubricante a los equipos: junto a nuestros colaboradores, estamos en constante búsqueda de un mayor rendimiento.

 

Trabajamos en sincronía con los equipos e ingenieros para que los productos Castrol sean considerados otro componente clave en cualquier vehículo que compita en circuito. 

FORMULA 1

Renault DP World F1

La Formula 1 es el campo de pruebas definitivo. Con una enorme competencia disputada entre los mejores pilotos, diseñadores, ingenieros y gigantes del sector del automóvil, es la categoría reina del deporte de motor.

 

Por eso, los fabricantes la identifican como el ruedo perfecto para hacer gala de las innovaciones técnicas. En 2020, el equipo Renault DP World F1 ha reunido a un fantástico equipo de todos los sectores del deporte que incluye a Daniel Ricciardo, ganador de varios Grand Prix, a la estrella en ascenso Esteban Ocon y a Pat Fry, director técnico (chasis) ganador de varios campeonatos mundiales.

 

Esta búsqueda de la excelencia es la inspiración detrás del acuerdo de colaboración entre Castrol y el equipo Renault DP World F1. Juntos nos esforzamos por ganar contra los oponentes más duros.

 

Los motores de F1 modernos son increíblemente sofisticados. Durante la temporada de 22 carreras, cada automóvil solo puede usar tres unidades híbridas con turbocompresor de 1.600 cc, mientras que las unidades de combustión interna aceleran a 15.000 rpm y producen más de 700 CV. En un entorno donde el éxito y el fracaso se calculan en milisegundos, la mínima ventaja es crucial.

 

Castrol tiene a un equipo de ingenieros integrado en el equipo Renault DP World F1. Trabajan en colaboración con sus ingenieros para elaborar lubricantes específicos de viscosidad ultrabaja, como Castrol EDGE SUPERCAR, que deben ser lo suficientemente resistentes como para proteger estos motores de las fuerzas espectaculares a las que están sometidos en funcionamiento, a la vez que reducen la fricción.

 

Sin embargo, una vez que el lubricante está en uso en el R.S.20, el soporte móvil de Castrol en circuito continúa trabajando para analizar su rendimiento, supervisar el control de calidad y vigilar el estado de los componentes del propulsor del Renault E-Tech 20.

 

Esta información nos permite desarrollar lubricantes para su automóvil a la vez que contribuimos con orgullo a que el equipo Renault DP World F1 se convierta en campeón mundial.

Castrol es un colaborador clave del equipo Renault DP World F1. Como sucede con el resto de componentes de un automóvil de competición, el rendimiento también se debe aprovechar y maximizar. Gracias a los lubricantes a medida, Castrol contribuye a garantizar este aspecto esencial desde el motor y la caja de cambios. Del mismo modo, contar con apoyo en circuito es una fuente crucial de información durante un fin de semana de competición, ya que nos permite conocer el comportamiento y la salud de nuestro motor en circuito al instante.Rémi TaffinEquipo Renault DP World F1, Director técnico (motor)

LCR Honda Castrol

LCR Honda Castrol

Castrol ha estado a la vanguardia de las competiciones de motociclismo desde el primerísimo TT de la Isla de Man, en 1907. De hecho, muchos de los ganadores más famosos de la competición han utilizado el lubricante Castrol a lo largo de los años.

 

Desde los años más gloriosos de Norton y Gilera, en la década de 1950, hasta el comienzo de una extraordinaria relación con Honda en 1958, Castrol fue pionera en nuevas tecnologías. A medida que los motores se volvían cada vez más sofisticados gracias a la revolución de la moto japonesa, que, en última instancia, derivó en el éxito de la tecnología de cuatro tiempos, Castrol siempre colaboró en el desarrollo de aceites y lubricantes que fueran compatibles con esta nueva ciencia.

 

Además, como las categorías preponderantes MotoGP y World Superbike en este deporte han evolucionado y se han aumentado las cilindradas de 350 a 1000, Castrol ha seguido siendo un factor clave en el respaldo de los motoristas y equipos legendarios que han encumbrado cada era.

 

En 2020, Castrol ha firmado un acuerdo de colaboración con el equipo LCR Honda Castrol MotoGP, que ha puesto una motocicleta Honda RC213V con motor V4 de 280 CV y 1000 cc al servicio de Cal Crutchlow, el as británico ganador de carreras en MotoGP, en el Campeonato Mundial de MotoGP de la FIM.

 

Solo este largo y glorioso legado en circuito nos podría haber proporcionado los conocimientos suficientes como para crear los lubricantes POWER1 de Castrol, desarrollados específicamente para motocicletas.

PANASONIC JAGUAR RACING FORMULA E TEAM

Panasonic Jaguar Racing Formula E Team

La ABB Fórmula E de la FIA gira en torno al futuro de la movilidad eléctrica. Saber de forma colectiva cómo usamos la energía en la próxima generación de vehículos para carretera se ve impulsado por los desarrollos tecnológicos realizados en la serie para vehículos eléctricos más rápida del mundo.

 

Triunfar en la Fórmula E implica acumular y emplear la energía en competiciones de alto rendimiento de la forma más eficiente posible mediante la alimentación con baterías y la regeneración energética.

 

Esto requiere motores eléctricos sofisticados que funcionen a unas revoluciones mucho mayores que los motores de combustión tradicionales y cajas de engranajes de alta fricción avanzadas que funcionen a temperaturas extremadamente altas. Para ello, se necesitan fluidos E específicos que puedan rendir eficazmente en condiciones únicas y extremas, pero que también sean compatibles con componentes que conducen la electricidad.

 

Por lo tanto, la Fórmula E proporciona el entorno perfecto para que Castrol colabore, aprenda y gane en circuito mientras sigue desarrollando tecnología y fluidos electrónicos avanzados para los vehículos eléctricos actuales y los que definirán el futuro del mundo de la automoción.

 

En 2020, el equipo Panasonic Jaguar Racing Formula E está utilizando los fluidos E avanzados de Castrol en su Jaguar I-TYPE 4 como fruto de un acuerdo de colaboración larga y fructífera en el mundo de los deportes de motor que incluye la gloria en las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas de Daytona.

Para mejorar constantemente nuestro rendimiento en circuito, necesitamos que los mejores colaboradores creen, desarrollen y trabajen junto a nosotros. Los innovadores lubricantes para automoción de Castrol ya reportan beneficios al equipo, así que estamos encantados de competir junto a ellos en la sexta temporada del Campeonato ABB Fórmula E de la FIA.James BarclayDirector del equipo Panasonic Jaguar Racing

ACUERDO DE COLABORACIÓN CON VOLKSWAGEN MOTORSPORT

Volkswagen Motorsport

El espíritu pionero es inherente a los deporte de motor tanto como la necesidad de ir más rápido. Superar las barreras de la ingeniería y estar a la vanguardia del rendimiento tecnológico son los principios que inspiraron a Castrol a participar en deportes de motor hace 100 años. Esto sigue vigente en la actualidad, como demuestran los acuerdos con colaboradores como Volkswagen Motorsport.

 

Como colaborador oficial de Volkswagen Motorsport, los lubricantes EDGE Supercar de Castrol se emplean para desarrollar sus plataformas de competición con gran éxito. Entre ellos se incluyen el automóvil de rally Polo GTI R5 y el supercoche Polo GTI WRX Supercar, que ganó el Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA de 2018 y volverá a intentarlo en 2020 con el dos veces campeón del mundo Johan Kristofersson al volante.

 

Además, Castrol ha desempeñado una función fundamental en el programa Volkswagen ID.R, el ejemplo más rápido y, quizá, más avanzado del planeta en maquinaria de competición de próxima generación.

 

Creado como un ejemplo para la industria electromotriz, el ID.R es un purasangre de competición de cuatro ruedas 100% eléctrico capaz de generar 500 kW/680 CV de energía sin emisiones y que exhibe un rendimiento impresionante en circuito. Hasta ahora, ha establecido el récord global en los circuitos Pikes Peak Hill Climb (EE. UU.), Goodwood Hill Climb (Reino Unido) y Tianmen Mountain en China.

 

Además, el elevado rendimiento del ID.R, propulsado por dos motores íntegramente eléctricos colocados en la parte frontal y trasera, le ha permitido batir el récord de vuelta para automóviles eléctricos en el formidable Nürburgring Nordschleife, de 20,8 kilómetros.

 

Todo esto ha sido posible gracias la avanzada tecnología de fluidos electrónicos de Castrol para gestionar las condiciones extremas de los motores eléctricos a altas revoluciones y las intensas fuerzas de fricción en la transmisión, que permiten a Castrol aumentar los conocimientos en tecnología de los lubricantes al límite del rendimiento en todos los aspectos de la nueva frontera del desarrollo de la automoción.

Al trabajar en un territorio por explorar y descubrir nuevos límites, como sucede en nuestros programas en los deportes de motor, hay que contar con socios tecnológicos en los que se pueda confiar, pero también que compartan la pasión por operar a la vanguardia de la ingeniería de alto rendimiento. Castrol es nuestro socio en lubricantes porque cumple a la perfección ambos cometidos.Sven SmeetsDirector de Volkswagen Motorsport

M-SPORT FORD WRC

M-Sport Ford

Cuando Björn Waldegård se hizo con el Campeonato Mundial de Rally de 1979, fue con la marca Castrol adornando el lateral de su Ford Escort RS1800. Cuatro décadas más tarde, Sebastien Ogier hizo lo mismo en un LCR Honda Castrol MotoGP en 2017 y 2018.

 

Mientras se han celebrado campeonatos del mundo de rally, Castrol ha estado a la vanguardia del deporte de motor más duro del planeta ofreciendo a pilotos y equipos soporte técnico y garantizando que dispongan del lubricante adecuado para llegar a la meta.

 

En 2020, Castrol EDGE volverá a participar para respaldar al M-Sport y sus tres equipos en cuatro continentes y 13 países durante el Campeonato Mundial de Rally de la FIA.

 

Desde las escarpadas montañas de Argentina hasta las orillas heladas de Suecia, las curvas cerradas de Japón y el asfalto frenético de Cerdeña, nada lleva los elementos fundamentales de un coche tan al límite como el WRC.

 

Y, como muchas de estas situaciones suceden en las carreteras por donde conducimos, no hay otro campeonato mundial que ofrezca un laboratorio mejor para poner a prueba la resistencia de Castrol EDGE SUPERCAR.

 

Por lo tanto, da igual lo que conduzca o por dónde lo haga: puede estar seguro de que Castrol ya ha probado el lubricante de su vehículo en las situaciones más extremas.

En los deportes de motor cada décima de segundo cuenta, así que necesitamos exprimir el máximo rendimiento de cada componente. Por eso, nuestro acuerdo de colaboración con Castrol es tan importante. Junto con un colaborador como Castrol, sabemos que obtenemos rendimiento y que siempre van en busca de más. En colaboración con nuestros ingenieros, la experiencia y la atención a los detalles de Castrol nos dan la oportunidad de luchar por los mejores resultados.Chris WilliamsJefa de Ingeniería en M-Sport

SOLBERG 

Solberg

Petter y Oliver Solberg

 

Castrol siempre ha sido consciente del poder del trabajo en equipo y de cómo las relaciones forjadas en el entorno competitivo del deporte pueden formar poderosos vínculos que generan un conocimiento técnico increíble a medida que maduran. Sin embargo, estas conexiones no se crean únicamente entre equipos y fabricantes, sino también con quienes forman parte de ellos y con los deportistas que compiten para ellos al más alto nivel.

 

Petter Solberg, uno de los dos únicos pilotos campeones mundiales en dos disciplinas diferentes de deportes de motor de la FIA (el Campeonato Mundial de Rally de 2003 y los Campeonatos Mundiales de Rallycross de 2014 y 2015), es uno de los embajadores Castrol más antiguos. Esta relación ha demostrado ser un éxito total para ambas partes y continúa a día de hoy con el equipo Solberg World Rally, que compite con un Volkswagen Polo GTI  R5 para Oliver, hijo de Solberg y también embajador de Castrol.

 

Petter inició su carrera en los deportes de motor en el mundo del rallycross en su Noruega natal, a principios de la década de 1990, al volante de un Volvo 240 desarrollado por él mismo y patrocinado por Castrol. Siguió adelante hasta conquistar el planeta cuando ingreso en el WRC y ganó el Campeonato Mundial de Rally de 2003. Regresó al WRX al poner fin a su carrera en el mundo del rally y ganó títulos consecutivos con un equipo propio en 2014 y 2015, todo ello en colaboración con Castrol.

 

Solberg se retiró de la competición a finales de 2019, haciéndose con la victoria en la categoría Rally GB F2 con su Volkswagen Polo GTI R5 junto a Oliver en su evento final del WRC.


Sin embargo, con la mirada puesta en el futuro y Oliver planeando hacerse un hueco en la historia del WRC de la FIA, la familia Solberg entiende la importancia de una colaboración técnica sólida y de que adquirir conocimientos profundos y avances técnicos claros aumenta su potencial. Del mismo modo, Castrol sabe que respaldar a sus amigos es la mejor forma de adquirir conocimientos y obtener resultados en el competitivo mundo de los deportes de motor.

Cuando tienes una relación como la que tenemos con Castrol, es como estar en familia. Se trata de una relación a largo plazo, que genera confianza en lo que hacemos y en las opiniones que tenemos. Cuanto más larga es la relación, más automática se vuelve la confianza. Y creo que con la dilatada experiencia de Castrol, el vínculo que nos une es extraordinario. Es la mejor forma de obtener lo mejor de cada uno y, cuando quieres ganar, eso es justo lo que necesitas.Petter Solberg

RENAULT SPORT CUSTOMER RACING

Prácticamente desde que la gente empezó a competir con automóviles y motos, en Castrol hemos estado ahí para ofrecerles un ayuda esencial gracias a nuestra experiencia. Durante más de 100 años, Castrol ha sido fundamental para pilotos de todos los niveles y en todo tipo de competiciones, ya fueran campeones del mundo o aficionados entusiasmados.

 

Esta filosofía tan consolidada en la capacidad de Castrol de mejorar el rendimiento y la fiabilidad mediante una ingeniería líquida eficiente sigue siendo tan estable como nunca gracias a nuestros programas de soporte para clientes y la gama de lubricantes Castrol EDGE.

 

La reputación de la experiencia de Castrol se basa en dichas relaciones y en el entendimiento de los conductores e ingenieros que trabajan con nosotros durante su trayectoria en estos deportes.

 

Actualmente, los fabricantes reconocen la importancia de estas relaciones más que nunca y, como tal, Castrol se enorgullece de formar parte de una colaboración a largo plazo con Renault Sport Racing, que pone a disposición de las actividades en competición de sus clientes conocimientos únicos, tecnología de vanguardia y lubricantes de alto rendimiento de Castrol.

 

Los lubricantes Castrol, que Renault ya recomienda a sus clientes convencionales como parte de su acuerdo de colaboración para el servicio de mantenimiento del lubricante de motor, desempeñan ahora una función esencial en la Formula Renault Eurocup, la Clio Cup France y el Clio Trophy France, además de en las Clio Cup de Reino Unido, Italia, España y Europa Central.

 

Esta nueva estrategia significa que en todos los niveles desde junior e inicial hasta la Formula 1, Castrol acompaña a los actuales y futuros campeones con el afán por alcanzar niveles de rendimiento superiores y lograr nuevos objetivos.

Castrol es un líder de la industria en su campo y atesora una gran trayectoria en competiciones a todos los niveles. Nos enorgullece trabajar junto a un socio tan prestigioso y con tanta experiencia y estamos deseando ver cómo nuestros equipos aceptan retos y exploran las oportunidades que surjan.Cyril AbiteboulDirector gerente de Renault Sport Racing

ROUSH FENWAY RACING

Roush Fenway Racing

La NASCAR Cup Series supone un desafío de ingeniería tan exigente como cualquier otro deporte de motor de máxima categoría. La categoría de competición más destacada en Estados Unidos se celebra en gran medida en circuitos ovalados. La competición es dura, agotadora y encarnizada para equipos y fabricantes.

 

Durante 38 semanas disputadas entre circuitos superrápidos hasta ovalados más cortos de solo un kilómetro y medio, además de unas cuantas pistas de carretera, la Cup Series exige unas estrictas normas para los vanguardistas modelos de vehículos que participan, de 6 litros, 8 válvulas y basados libremente en automóviles urbanos.

 

Esto da lugar a competiciones llenas de acción, muy reñidas y repletas de incidentes, con unas condiciones de circuito en constante evolución en carreras que duran horas. A menudo, estos sucesos se intercalan con períodos detrás del coche de seguridad durante los que se acortan las distancias.

 

Todo ello supone un plus de innovación en ingeniería y pensamiento estratégico, ya que los competidores luchan por ventajas de rendimiento minúsculas en una auténtica prueba de velocidad y resistencia. Es el entorno perfecto para hacer frente a las capacidades de los lubricantes y aceites Castrol EDGE Supercar.

 

Ford y Castrol llevan más de 100 años colaborando, así que en la vuelta de Castrol a NASCAR en 2020, es lógico que lo haga junto a Ford y al equipo numerosas veces campeón Roush Fenway Racing. Ford es un pilar de la competición de NASCAR y Roush Yates Racing Engines, empresa asociada de Roush Fenway, se encarga de la construcción del motor de la empresa del óvalo azul para NASCAR desde hace décadas.

 

Este año, Roush Fenway propulsa dos Ford Performance Mustang GT NASCAR Cup Series, que pilotan Ryan Newman (con el número 6) y Chris Buescher (con el número 17). 

Cuando la competición está tan reñida como en NASCAR, hay que buscar pequeñas diferencias que aporten una ventaja. Al trabajar con un colaborador en lubricantes del calibre de Castrol, tienes la certeza de que si hay un factor de ventaja, juntos lo vais a encontrar. En la NASCAR Cup Series, conducimos al máximo durante largos períodos, así que necesitamos lubricantes que reduzcan la fricción y alivien la presión del motor y los componentes de automóvil. Además, también necesitas aumentar la eficiencia para lograr alcanzar las oportunidades estratégicas en beneficio propio, y es por eso por lo que Castrol es vital para nosotros.Jack RoushPropietario miembro del Salón de la Fama de la NASCAR