Sugerencias
View all results

IT'S MORE THAN JUST OIL. IT'S LIQUID ENGINEERING.

  1. INICIO
  2. LUBRICANTES Y FLUIDOS PARA MOTO
  3. MANTENIMIENTO DE LA MOTO
  4. COMPROBAR EL LUBRICANTE DE MOTO CON LA VARILLA

COMPROBAR EL LUBRICANTE DE MOTO CON LA VARILLA

Comprobar el lubricante de moto periódicamente es fundamental. Siga estas sencillas instrucciones para comprobar el nivel y estado de su lubricante de motor con la varilla.

Comprobar el lubricante de moto con la varilla

Comprobar el lubricante de moto con la varilla

Del mismo modo que al comprobar el lubricante a través del visor de nivel, primero debe aparcar la moto en un suelo nivelado sobre su caballete central o un caballete de taller. Espere a que el motor se enfríe y el lubricante vuelva a filtrarse al cárter; esto puede tardar hasta 20 minutos.

 

Encontrará la varilla en la parte baja de uno de los laterales del motor. Desenrósquela en sentido contrario a las agujas del reloj y límpiela con un trapo o una servilleta de papel. A continuación, vuelva a insertarla en el orificio hasta que toque la rosca; en esta fase no hay que enroscarla de nuevo.

 

Acto seguido, vuelva a extraer la varilla cuidadosamente para comprobar el nivel. En la varilla hay una marca de mínimo y una de máximo, en ocasiones separadas por una zona de cuadros entre ellas.

 

El nivel de lubricante debería encontrarse entre estas dos marcas. Sin embargo, si está por debajo de la línea de mínimo o por encima de la línea de máximo, hay que rellenar o drenar el lubricante.

 

Suponiendo que el nivel sea aceptable, aproveche la oportunidad para evaluar el estado del lubricante. 

 

Si el lubricante es negro o marrón oscuro, podría estar quemado y haberse descompuesto, lo que significa que necesita cambiar el lubricante de motor de inmediato. También debería comprobar la presencia de residuos espesos.

 

En casos extremos, el lubricante podría incluso contener partículas de metal, que son indicio de desgaste del motor, o podría tener una consistencia lechosa, que indica que podría estar mezclándose con refrigerante. En cualquiera de estos dos últimos casos, debe acudir a un mecánico lo antes posible para determinar si su motor sufre un problema grave.

 

Antes de volver a colocar la varilla en su sitio, es aconsejable frotar una pequeña cantidad de lubricante en la junta y tener cuidado de no estropear la rosca. 

Enlaces relacionados