IRV GORDON – ¡UN NUEVO RÉCORD MUNDIAL CON CADA NUEVO KILÓMETRO RECORRIDO!

EL HOMBRE DE LOS 3 MILLONES DE MILLAS. EL COCHE DE LOS 3 MILLONES DE MILLAS. EL ACEITE DE LOS 3 MILLONES DE MILLAS.

Cuando Irv Gordon adquirió su Volvo P1800S nuevo en 1966, no podía imaginar qué le depararía el futuro. Ahora, casi 50 años después, siguen juntos y, entretanto, ¡han marcado un nuevo récord mundial de distancia conduciendo un vehículo particular no comercial! Este récord fue certificado en 1998 con 1,69 millones de millas y otra vez en 2009 con 2,721 millones de millas, pero su viaje no acabó ahí. Irv sobrepasó los 3 millones de millas el 13 de septiembre de 2013 en la autopista Seward de Alaska, uno de los dos únicos estados de los EE. UU. que le quedaban por visitar. Lo que es todavía más impresionante es que Irv sigue en la carretera y el total de su cuentakilómetros se acerca a los 3,2 millones de millas, sin fallos de ningún tipo. Pero... ¿qué significan 3 millones de millas? Para hacernos una idea, si el primer vehículo producido en la historia (el Benz Patent-Motorwagen de 1886) hubiese recorrido 15 000 millas al año desde el día que fue fabricado, ¡le quedaría todavía más de 1 millón de millas para igualar a Irv!

Lo sentimos, necesita que Javascript esté habilitado para ver este vídeo.

Cargando vídeo

Espere

PROTEGIDO POR CASTROL GTX

EQUIVALE A RECORRER 228 VECES LA GRAN MURALLA CHINA
Irv ha conducido su Volvo a lo largo de una distancia equivalente a recorrer cada tramo de carretera de los EE. UU. al menos una vez y hacer lo mismo en 9 países extranjeros. Sin embargo, a lo largo del transcurso de los años, de todas estas millas y de las incontables paradas en ruta, ha habido un denominador común: Castrol/GTX protegiendo su motor. Irv empezó a usar Castrol por la recomendación de su concesionario y ha usado GTX de forma continuada desde que la marca fue creada en 1968. Nunca ha utilizado otra marca de aceite en su Volvo de récord, de modo que ahora ni se le ocurriría cambiar. Por lo tanto, Castrol GTX ha sido una parte fundamental del viaje de Irv hasta el récord y ha cumplido la promesa de la marca: “Ayuda a prolongar la vida del motor”. De hecho, en Castrol consideramos que Irv y su coche son una prueba fehaciente del lema de nuestra marca y nos llena de satisfacción celebrar su logro y continuar el viaje juntos.