Castrol Rocket: Un cohete sobre dos ruedas

Hombre y máquina en perfecta harmonía, empujando los límites de velocidad. Durante siglos, las personas han estado viviendo este sueño y un nuevo hito está a la vuelta de la esquina: en cuestión de días, el fabricante de motocicletas británica Triumph preparará el lanzamiento de su asalto al récord de velocidad para motos con el Castrol Rocket.

Triumph, con sede en Coventry, ostentó el récord entre 1955 y 1970, antes de que la marca icónica Inglesa dejara de lado temporalmente sus intentos de batir el récord. Suzuki actualmente ostenta el récord mundial en 376,363 millas por hora (605,697 km/h).

El Castrol Rocket es el fruto de Castrol y Triumph combinando sus fuerzas en un intento espectacular para restaurar su legado de batir récords, que se remonta a décadas. No sólo tienen la mirada puesta en romper el actual récord mundial en los próximos días, sino también romper la dificil barrera de las 400 mph (643,737 kmh).

LA SEDE

La sede de este intento de batir el récord es el Salar de Bonneville, en el estado norteamericano de Utah. Es aquí donde el equipo del proyecto Castrol Rocket, compuesto por el experto en aerodinámica Matt Markstaller, el fabricante de motores Bob Carpenter y el piloto Jason DiSalvo, tendrán dos oportunidades para establecer un nuevo récord mundial: del 23 al 28 de agosto en las pruebas de velocidad de Bonneville Motorcycle Speed Trials y del 12 al 18 de septiembre en el Mike Cook Bonneville Shootout.

El Salar de Boneville, al noroeste de Utah, tiene una extensión de más de 100km², aunque el tramo utilizado para los intentos de récord no es más que una recta delimitada por algunas banderas y conos. Para que un record sea reconocido oficialmente, es necesario completar una carrera de una distancia predefinida en una dirección y luego en la dirección opuesta. La media de estos dos carreras determina si el intento de batir el record ha tenido éxito o no.

LA MAQUINA

El Castrol Rocket es el encargado de establecer el nuevo récord mundial para Castrol y Triumph. Los datos de esta máquina, construida a mano en 2013, son impresionantes: dos motores turbo Triumph Rocket III  de 3 cilindros situados detrás del piloto proporcionan a la rueda trasera más 1.000 CV de potencia. Los dos motores en línea tienen cada uno una cilidrada de 1.485 cc. La potencia máxima del motor se alcanza a  las 9.000 rpm.

¿Por qué el fabricante del motor Carpenter ha optado por dos motores? "Simplemente tenía sentido. Un enorme motor hubiera quemado los rodamientos. Con la carrera más corta podemos tener mayores RPM con menos esfuerzo en los motores ", explica Carpenter.

Otro aspecto, que convenció al gurú del motor del Castrol Rocket de optar por dos motores, fue el peso. "El peso añadido de un motor adicional añade algo de tracción, lo que es difícil de conseguir sobre la sal", dijo Carpenter. Según Jason DiSalvo, quien pilotará este cohete de dos ruedas: "Las superficies salinas tienen poca tracción. El viento te empuja desde todos los lados ".

Con forma de un avión sin alas, el chasis del Castrol Rocket es un monocasco de fibra de carbono y kevlar y mide 7,77 metros de largo, 61 centímetros de ancho y 91 centímetros de alto. El basculante es de aluminio. Los amortiguadores Öhlins se combinan con los neumáticos “Land Speed Special” de Goodyear especialmente desarrollados para asegurar que la moto se conduzca perfectamente sobre el Salar. El combustible es metanol - básicamente alcohol. El aceite del motor es Castrol Power1 4T 10W40 totalmente sintético. El cohete sobre dos ruedas utiliza frenos de disco de carbono y dos paracaídas para reducir la velocidad.

EL PILOTO

El piloto Jason DiSalvo, corredor profesional de motos de Stafford, Nueva York, durante el transcurso de su carrera ha aparecido como piloto invitado en las categorías de 125cc, 250cc y Moto2 del Campeonato del Mundo. Disputó su única carrera de Moto2 en Indianápolis en el 2010, consiguiendo un top-ten en su primer intento.

Habitualmente DiSalvo participa en el campeonato AMA Pro Road, pilotando una Triumph Daytona. Sin embargo, el Salar de Bonneville no es un terreno desconocido para este corredor de 30 años de edad. En 2012 allí estableció un récord nacional de velocidad. "La carrera de velocidad en tierra es la forma más pura del automovilismo. Se trata de aportar todo tu ingenio, recursos y determinación para una lucha constante contra los elementos", dice DiSalvo, que describe la fascinación que se apodera de todos los involucrados en Bonneville una y otra vez.

El fabricante de los motores, para que DiSalvo batiera records en 2012, es Bob Carpenter. Gracias a los dos motores Triumph Rocket III preparados por Carpenter Racing, y con el coraje de DiSalvo al sillín, las esperanzas son altas para que el Castrol Rocket, diseñado por Matt Markstaller, rompa el récord mundial existente de 376,363 mph (605,697 km/h).
LA CARRERA DE VELOCIDAD EN TIERRA ES LA FORMA MÁS PURA DE AUTOMOVILISMO. SE TRATA DE APORTAR TODO TU INGENIO, RECURSOS Y DETERMINACIÓN PARA UNA LUCHA CONSTANTE CONTRA LOS ELEMENTOS,
JASON DISALVO, PILOTO DEL CASTROL ROCKET