Suggestions
View all results

ES MÁS QUE UN SIMPLE ACEITE, ES INGENIERÍA LÍQUIDA.

  1. Inicio
  2. TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN
  3. PATROCINIOS
  4. MOTOCICLETAS
  5. HISTORIAL CASTROL EN EL DEPORTE DE MOTOR

Historial Castrol en el deporte de motor

Introducción
Nuestro pedigrí en la pista de competencia

 

Una historia sobre la pasión de Castrol por la competencia

Castrol ha estado a la vanguardia del motociclismo desde que el deporte empezó a principios del 1900.

Nuestra asociación técnica a largo plazo con los principales fabricantes de motocicletas y el aprovechamiento de las carreras de motos del más alto nivel como terreno propicio de prueba son una parte muy importante de nuestro constante desarrollo de productos de alta calidad, tanto para pilotos de competencia como para los aficionados en todo el mundo.

El éxito de Castrol en las carreras de motocicletas se remonta desde los comienzos de la carrera TT en la Isla de Man de 1907 hasta la serie de motocicletas de gran potencia de MotoGP.
A lo largo de las décadas del ‘20 y el ‘30, el deporte empezó a cobrar impulso en Europa, pero se suspendió durante el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, de modo que la competencia oficial se suspendió hasta 1949 cuando se creó el nuevo Campeonato Mundial. Sin embargo, a lo largo de este tiempo Castrol había permanecido relacionado con el motociclismo, y entre 1922 y 1947, dos de los ganadores de la carrera en la Isla de MAN utilizaron aceite Castrol.

Los veloces años ‘50

1950

La década de 1950 se considera la “época de oro” del motociclismo y, a medida que la década comenzó, los equipos de trabajo de Norton y Gilera establecieron la norma para seguir adelante, ambos utilizaron los aceites lubricantes Castrol.

 

1957

El equipo Gilera ganó seis títulos 500 a mediados de la década del ‘50 con aceites Castrol. Sin embargo, al finalizar la década de los 50, la mayoría de los fabricantes de motos italianos se vieron obligados a abandonar las carreras debido a la llegada de automóviles de bajo costo que destruyeron el mercado de motocicletas. La excepción fue MV Agusta, que se convirtió en el nombre principal del motociclismo al ganar 139 carreras Grand Prix en la clase 500cc desde 1952 a 1976.

 

1958

Castrol y Honda comienzan su exitosa asociación. Honda contacto a Castrol antes de su debut en 1959 para las carreras de la Isla de Man. En su primer intento, Honda ganó el premio del equipo fabricante utilizando los aceites lubricantes de Castrol.

Los brillantes años ‘60

1960

De la misma forma que los italianos habían utilizado las carreras para probar su avance tecnológico, la industria de motociclismo japonés comenzó a establecer una reputación a nivel internacional y las carreras se convirtieron en la forma perfecta para demostrar su superioridad. Fue así que Honda ganó 10 campeonatos para fabricantes utilizando Castrol R30 y obtuvo 17 títulos particulares a nivel mundial entre 1959 y 1967.

 

1966

El motor alcanzó un nuevo nivel de desarrollo y complejidad con los seis de cuatro tiempos de 20.000 rpm y 250cc, y en pugna con los de cuatro de dos tiempos. La carrera tecnológica explotó cuando se convenció a los diseñadores que desarrollaran un rendimiento en los motores cada vez mayor mediante el uso de más y más cilindros.

 

1968

El costo de mantener la competitividad en el circuito empezó a hacerse sentir con los fabricantes japoneses, y en 1968, solo quedaba Yamaha. El equipo italiano, MV Agusta, capitalizó la ausencia de competencia japonesa al quedarse con la mayoría de los títulos de la década en la categoría 500cc.

Los sensacionales años ‘70

1970

MV Augusta siguió disfrutando del éxito con su piloto estrella, Giacomo Agostini, quien se convirtió en el piloto más exitoso de toda la historia del Campeonato Mundial. En total, Agostini ganó 15 Campeonatos Mundiales, siete de ellos en la clase 500cc sobre un MV Augusta de cuatro tiempos con tres cilindros.

 

1974

Agostini hizo un sorpresivo cambio al pasarse de MV Agusta a Yamaha. El equipo de Yamaha solicitó a Castrol que desarrollara un aceite totalmente sintético que pudiera superar al Castrol R. Éste debía lubricar el motor de forma más efectiva, adicionar potencia al motor y ayudar a combatir su detonación. El resultado fue Castrol A747: un aceite que todavía se considera el mejor, más de 30 años más tarde.

 

1979

Después de una ausencia de 10 años, Honda volvió a participar de los Campeonatos Mundiales y Castrol se involucró en el desarrollo de una de las motocicletas de competición más influyentes de los tiempos modernos: la impresionante Honda NR500 oval de ocho válvulas por cilindro. A pedido de Honda, Castrol produjo un lubricante para carreras especialmente elaborado para el motor de 22.000 rpm. La máquina influyó en la educación de los ingenieros de Honda y dio origen a una nueva serie de motocicletas de competencia para Honda.

Los emocionantes años ‘80

1983

El piloto norteamericano Freddie Spencer reclamó el Campeonato Mundial de 500cc abordo de su Honda, lubricada con Castrol. A los 21 años, fue el piloto más joven en ganar el título y su motocicleta, la NS500 de tres cilindros, a dos tiempos, fue una evolución de la NR500 que Castrol había ayudado a Honda a desarrollar.

 

1984

Honda se unió a Suzuki y Yamaha con una carrera de cuatro cilindros a dos tiempos, dando origen a una lucha de a tres. En ciertas ocasiones, otros participantes se unirían para estar entre los principales, siendo el equipo italiano de Cagiva uno de los más importantes. La calidad de la carrera fue excelente, pero hubo muy poco progreso a nivel técnico. Al mismo tiempo, las regulaciones relacionadas con las emisiones se opusieron a los motores de dos tiempos y las carreras de GP fueron perdiendo valor como lugar de desarrollo de nuevas tecnologías para motocicletas de uso común.

 

1986

Mientras los fabricantes y organismos reguladores debatían la dirección futura del deporte, Castrol siguió brindando apoyando a los pilotos más exitosos. Por ejemplo, en 1986, el venezolano Carlos Lavado ganó el Campeonato Mundial con su Yamaha 250, lubricada con Castrol.

 

1989

A finales de los 80, los fabricantes seguían buscando la forma de re-establecer un vínculo entre su actividad relacionada con las carreras y sus productos de salida diaria. Las carreras de GP son caras y requieren una justificación, y si bien gran parte del desarrollo tecnológico puede realizarse fuera de las pistas, los fabricantes suelen recoger buenas ideas en un entorno competitivo.

Los años ‘90 y sus postrimerías

1993

A lo largo de 1990, Castrol mantuvo su asociación con los nombres más importantes del deporte. Cuando Wayne Rainey conquistó la victoria durante la temporada 1993, lubricaba su Yamaha YZR500 con aceite Castrol. Otros ganadores del Campeonato Mundial de alto perfil utilizaron Castrol en los 90s y en el 2000, se sumaron nombres como John Kocinski, Colin Edwards y Sete Gibernau.

 

1999

Las discusiones que se llevaron a cabo a finales de los 90 dieron como resultado la propuesta de Yamaha y Honda en relación a la clase 500cc GP, la cual debía cambiar a una nueva fórmula que permitiera a los fabricantes desarrollar nuevas tecnologías útiles en la ruta y que fueran a la vez aprovechables en las carreras. Como resultado, se anunció que la primera clase de competencia de motocicletas cambiaría de ser de 500cc, (por defecto una clase de solo dos tiempos) a una clase combinada de 500cc de dos tiempos y una clase de cuatro tiempos de 990cc en 2002. A finales de 2003, todos los motores de dos tiempos habían desaparecido, superados por los motores de cuatro tiempos de gran potencia y fácil manejo.

 

2003

Tras una larga y exitosa relación con Honda en las campeonatos Mundiales para Supermotocicletas, Castrol regresó a las carreras de GP en 2003 y produjo un lubricante especial Power1 para el Honda RC211V 990cc V5 perteneciente al equipo Honda Gresini.

 

Hoy en día, Castrol sigue llevando la delantera…

 

…gracias a la actualización de sus motores de dos tiempos mediante la introducción de Castrol XR77 para las carreras de dos tiempos que corren con combustible sin plomo y la tecnología Castrol Power1 para la nueva serie de cuatro tiempos.

Un récord ganador: motocicletas lubricadas por Castrol cosecharon victorias en las carreras del Grand Prix

  • más de 471 carreras con 59 fabricantes
  • 268 podios
  • 127 victorias en carreras con Honda
  • 35 victorias en carreras con Yamaha
  • 77 victorias en carreras con Norton
  • 28 victorias en carreras con BMWck