Suggestions
View all results

ES MÁS QUE UN SIMPLE ACEITE, ES INGENIERÍA LÍQUIDA.

  1. Inicio
  2. INDUSTRIAL
  3. LUBRICANTES POR SECTOR
  4. OTRAS INDUSTRIAS
  5. OTROS SECTORES
  6. GENERACIÓN DE ENERGÍA
  7. APLICACIONES
  8. TURBINAS
  9. ANTECEDENTES SOBRE EL PROBLEMA DEL BARNIZ

CÓMO HACER FRENTE AL PROBLEMA DEL BARNIZ EN LAS TURBINAS DE GAS

La formación de barniz puede llevar a paradas costosas, a un incremento de tareas de mantenimiento y a un mayor riesgo financiero para los operadores de turbinas de gas. Castrol tiene la solución.

Castrol Perfecto XPG es el núcleo de la solución de Castrol para prevenir la formación de barniz. Este aceite para turbinas de alto desempeño está basado en tecnología comprobada de vanguardia. Sus propiedades avanzadas mantienen niveles extremadamente bajos de insolubles totales, lo cual reduce la aparición de lodos y permite un alto grado de limpieza del sistema y la ausencia de barniz en los componentes de las servoválvulas.

FORMACIÓN DE BARNIZ EN LAS TURBINAS: EL PROBLEMA

En los últimos 20 años, la tecnología de las turbinas de gas se ha desarrollado con rapidez, en respuesta a las demandas de una eficiencia aún mayor. Las temperaturas de encendido superiores y una mayor capacidad de respuesta a las demandas de energía fluctuantes han impulsado cambios que afectan no solo las turbinas, sino también a los lubricantes de turbinas.

Los fabricantes de lubricantes han respondido a los desafíos con una amplia oferta de aceites base del Grupo II, para hacer uso de su estabilidad térmica y de oxidación, inherentemente mayores. No obstante, este desarrollo ha tenido como resultado la formación de más insolubles y un aumento de los problemas de limpieza en los sistemas. En los peores casos, se crean depósitos indeseados de lodo y barniz.

El barniz tiende a formarse generalmente en áreas de alta temperatura o fluctuación intensa de la presión en el sistema. Normalmente afecta a servoválvulas de control, rodamientos y muñones (es decir, a áreas de difícil acceso). Los fallos y el mal funcionamiento de las servoválvulas debido a depósitos de barniz en los componentes impregnados de aceite es un problema bien documentado en los sistemas de control de las turbinas de gas, además de ser un problema significativo que afecta a la confiabilidad de las turbinas.

El funcionamiento inadecuado puede provocar un incremento de los costes de mantenimiento debido a la necesidad de limpiar los depósitos, reparar o sustituir las servoválvulas y, en casos extremos, sustituir los rodamientos. Esto puede aumentar las averías, lo cual conlleva una menor disponibilidad y costosas pérdidas de generación de energía. Además, los operadores finales pueden exponerse a riesgos financieros importantes; el costo global de la desconexión de una central generadora supera el millón de dólares en pérdidas de ingresos y sanciones comerciales en algunos mercados.

PREVENCIÓN DE LA FORMACIÓN DE BARNIZ EN LAS TURBINAS

PREVENCIÓN DEL BARNIZ EN LAS TURBINAS

Castrol Perfecto XPG es el núcleo de la solución total de Castrol para prevenir la formación de barniz. Este aceite para turbinas de alto desempeño está basado en tecnología comprobada de vanguardia. Sus propiedades avanzadas mantienen niveles extremadamente bajos de insolubles totales, lo cual reduce la aparición de lodos y permite un alto grado de limpieza del sistema y la ausencia de barniz en los componentes de las servoválvulas. Castrol Perfecto XPG ofrece una resistencia extrema al barniz gracias a:

  • El nivel excepcionalmente bajo del material insoluble generado por el aceite en servicio.
  • Las características de solubilidad avanzadas del aceite base altamente refinado, que garantizan que los productos de degradación se mantengan en la solución de manera segura.
  • La naturaleza de los productos de degradación generados, que inhiben la formación de barniz.
 

A continuación se indican algunas otras ventajas clave:

  • Rendimiento térmico y de oxidación mejorados.
  • El sistema antioxidante multicomponente de última generación y cuidadosamente equilibrado ofrece un rendimiento de oxidación mejorado y un nivel total de antioxidantes bajo.
  • Excelentes características de solubilidad del aceite base con respecto a aditivos, lo que garantiza un producto extremadamente estable.
  • Alto grado de limpieza del sistema.

Nuestro lubricante para turbinas Castrol Perfecto XPG está recomendado para su uso en turbinas de gas industriales, especialmente en condiciones de servicio difíciles con temperaturas de operación elevadas y un servicio intermitente o en picos de demanda, y proporciona confiabilidad en la operación y una vida útil prolongada. Castrol Perfecto XPG es particularmente beneficioso cuando es importante que exista una tendencia especialmente baja a la formación de material insoluble, lodo y barniz, junto con una elevada resistencia a la oxidación y una larga duración. Ofrece un desempeño de liberación de gases de primer orden, buena resistencia a la formación de espuma y excelentes propiedades de separación de agua. Castrol Perfecto XPG supera los requisitos de GEK 32568 (aplicable a unidades de tecnología GE "F", "FA" y "FB", por ejemplo, Frame 7F, 7FA, etc.), GEK 101941 (aplicable a unidades de tecnología "F" con requisito FZG mejorado para cajas de engranes de carga) y también los requisitos más estrictos de GEK 107395. La solución de Castrol incorpora servicios de primera clase, tales como:

 

REVISIÓN TÉCNICA

Ingenieros de fluidos experimentados colaboran con usted para entender por completo su historial de problemas de barniz antes de formular recomendaciones. Mediante sus datos operativos históricos y los fallos o averías de servoválvulas relacionados con el barniz, le demostraremos las ventajas potenciales de la solución de Castrol para la formación de barniz.

 

CAMBIO DE ACEITE Y SERVICIO TÉCNICO

Es crucial que, al cambiar el aceite para turbinas existente, el sistema se vacíe y se limpie antes de introducir la nueva carga de aceite.

En el caso de los llenados iniciales de turbinas nuevas o los rellenados de turbinas existentes, proporcionamos asesoramiento sobre las "mejores prácticas" en relación con el lavado, la limpieza del aceite, la filtración, el pulido con lubricante, el envasado, el almacenamiento y la manipulación, el monitoreo del estado del aceite (OCM), la recogida de muestras y las recomendaciones generales sobre lubricantes a fin de garantizar un desempeño óptimo del producto.