Sugerencias
View all results

ES MÁS QUE SÓLO ACEITE, ES INGENIERÍA LÍQUIDA.

  1. Inicio
  2. ACEITE PARA MOTOS
  3. MANTENIMIENTO DE LA MOTO
  4. CHEQUEAR EL ACEITE POR VARILLA

CHEQUEAR EL ACEITE POR VARILLA

La revisión periódica del aceite para moto es esencial. Seguí estas sencillas pautas para revisar el nivel y estado del aceite para motor con la varilla de medir.

Chequear el aceite por varilla

Chequear el aceite por varilla

Al igual que cuando revisás el aceite a través de un visor de inspección, comenzá por estacionar tu moto en suelo nivelado, en un soporte central o en un soporte de paddock y esperá que el motor se enfríe y que todo el aceite regrese al cárter.

 

Encontrarás la varilla de medir debajo de uno de los lados del motor. Desenroscala manualmente hacia la izquierda y limpiala con un trapo o una toalla de papel. Luego, colocala de nuevo en el orificio de la varilla de medir hasta que descanse sobre la rosca: no deseamos volver a enroscarla en este punto.

 

Luego, retirá cuidadosamente la varilla de medir nuevamente para revisar el nivel. Debés ver una marca inferior y una marca superior en la varilla de medir, algunas veces con un área sombreada en el medio.

 

El nivel de aceite debería estar entre estas dos marcas. Sin embargo, si está por debajo de la línea inferior o por encima de la línea superior, debés reabastecer o drenar un poco de aceite.

 

Si el nivel parece aceptable, también debés aprovechar esta oportunidad para evaluar el estado del aceite. Debería ser verde o amarillo, brillante y semitransparente.

 

Sin embargo, si el aceite está negro o marrón oscuro, el aceite se ha quemado y se ha descompuesto, lo que significa que necesita un cambio inmediato de aceite para motor. También deberías revisar para ver si hay sedimentos espesos.

 

En casos extremos, podés ver partículas de metal en el aceite, lo que puede indicar desgaste del motor, o el aceite puede tener una calidad blanquecina, lo que puede indicar que el líquido refrigerante está entrando en el aceite. En cualquiera de estos dos últimos casos, debés consultar con un mecánico lo antes posible para determinar si tu motor tiene un problema grave.

 

Antes de volver a colocar la varilla de medir, es aconsejable que frotés una pequeña cantidad de aceite en el sello y que tengás cuidado para evitar que el tornillo se enrosque incorrectamente cuando lo volvés a colocar. Por lo tanto, si detectás resistencia al volver a colocar la varilla de medir, volvé siempre a intentarlo hasta que las roscas estén bien alineadas.