ES MÁS QUE SÓLO ACEITE, ES INGENIERÍA LÍQUIDA.

  1. Inicio
  2. HISTORIA DE CASTROL
  3. NOVEDADES
  4. NOTICIAS
  5. CONSEJOS BÁSICOS PARA VEHÍCULOS PARADOS

Consejos básicos para vehículos durante periodos de inactividad

Recomendaciones de los expertos del equipo Castrol para garantizar que tu vehículo permanezca seguro y en buenas condiciones durante periodos de inactividad.

PRINCIPALES RECOMENDACIONES DE CASTROL

Durante periodos prolongados con el vehículo parado, pueden surgir muchos problemas como que se agote la batería o descienda la presión de los neumáticos. Por eso, los expertos de Castrol han recopilado una serie de recomendaciones para garantizar que tu vehículo permanezca en buen estado y, sobre todo, en buenas condiciones para viajar con seguridad. Leé los seis consejos que le ofrecemos a continuación para evitar que se agote la batería y garantizar el cuidado de los frenos durante o tras un periodo de inactividad. Gracias por elegir Castrol. Permanecé seguro.

Evita que la batería se agote

Cuando están estacionados, la mayoría permanecen con la alarma y el inmovilizador activados; esto consume la batería lentamente.  La duración de la batería depende de la marca y el modelo del vehículo, y de la edad y el tipo de batería, aunque puede durar desde un par de semanas hasta 2-3 meses.  Además, el alternador del vehículo carga la batería durante la conducción, así que si solo realiza trayectos cortos esporádicos (por ejemplo, una vez a la semana para ir al supermercado), es posible que la batería no reciba la carga que necesita.

  • Plantéate comprar un cargador de batería: cuando el vehículo no esté en uso, podés conectar un cargador inteligente o mantenedor de batería al vehículo para conservarla en estado óptimo.  Como alternativa, puede utilizar un cargador de batería convencional durante un par de horas cada dos semanas para cargar la batería completamente.  Lo principal que debes tener en cuenta es que los motores modernos están equipados con distintos tipos de batería, así que debes asegurarte de comprar el cargador adecuado para no deteriorar o reducir su vida útil (por ejemplo, las baterías modernas para motores híbridos suelen requerir un cargador más sofisticado).
  • Si dispones de un vehículo eléctrico, lo ideal es cargarlo completamente y, si es posible, mantenerlo enchufado. Sus componentes electrónicos garantizarán que permanezca cargado al máximo y no estará cargando continuamente.
  • Encendé el motor regularmente: dejar el motor en funcionamiento durante 15-20 minutos una vez a la semana permitirá que el alternador de su vehículo cargue la batería. Asegurate de hacerlo en el exterior o de dejar abierta la puerta del garaje para permitir que se ventile.
  • El arranque asistido no es siempre la mejor opción: los vehículos modernos incorporan sistemas eléctricos cada vez más complejos que podrían sufrir daños potenciales si conectas pinzas de arranque (es decir, si conectas unas pinzas a la batería de otro vehículo para arrancar el motor).  Si no estás seguro, contacte siempre el manual del vehículo o en caso de duda, contactate con el fabricante o un concesionario local.  
  • En última instancia, si la batería está agotada y tenes dudas sobre cómo proceder, contactate con un servicio de asistencia.

Comprobá la presión de los neumáticos

Si un vehículo permanece detenido durante un periodo de tiempo, los neumáticos pueden quedarse “planos” en la zona donde hacen contacto con el suelo (se deforman ligeramente a causa del peso). 

  • La mayoría de los aplanamientos desaparecerán la próxima vez que conduzcas: cuando se calienten, volverán a su forma original.
  • Si no planeas usar su vehículo durante un periodo prolongado, contemple aumentar la presión al máximo en frío (en la mayoría de los vehículos, puede consultarla en el interior de la puerta del conductor o en el manual del vehículo).  La presión adicional contribuirá a que los neumáticos conserven su forma durante más tiempo. No te olvides devolverlos a su presión correcta antes de volver a circular.

Cuidá tus frenos

Si el vehículo permanece detenido durante un periodo prolongado, existe un pequeño riesgo de que las pastillas de freno se peguen a los discos, impidiendo que el vehículo pueda moverse en el futuro. 

  • Desplazá el vehículo una vez a la semana: recorré distancias mínimas (hasta un metro) si disponés de espacio para hacelo, garantiza que los frenos no se peguen (hacelo al tiempo que encendés el motor para cargar la batería).

Eliminá la basura del VEHÍCULO

Si no vas a conducir durante cierto periodo de tiempo, asegúrate de que no contenga basura que pueda provocar olores.  Sin aire circulando
por el interior del vehículo para ventilarlo, una bolsa de papas fritas, el envoltorio de un chocolate o una caja de comida rápida pueden inundar el vehículo rápidamente de un hedor desagradable.

PERMANECÉ SEGuro en Tus TRAYECTOS

 

Mantené limpios todos los puntos de contacto

Si tenés que salir de casa para realizar trayectos imprescindibles, prestá atención a todos los puntos de contacto para intentar minimizar la contaminación potencial del vehículo.

  • Debes tener en cuenta los tiradores de las puertas, el volante, la palanca de cambios, la manija del baúl o los botones del panel de instrumentos.     
  • Limpiá todos los puntos de contacto con algún limpiador antibacteriano o de base alcohólica antes de cada trayecto.
  • Considerá dejar gel desinfectante para manos, toallitas y guantes en el vehículo para tenerlos a mano durante tus desplazamientos.