¿QUIÉNES SOMOS?

Lo sentimos, debe tener Javascript habilitado para ver este video.

Cargando video

Espere...

¿QUIÉNES SOMOS?

Castrol es el líder mundial en fabricación, distribución y comercialización de aceites, lubricantes, grasas y servicios afines de primera calidad para clientes del sector automotriz, industrial, naval, de la aviación, de explotación petrolífera y de producción de todo el planeta. La compañía tiene su oficina central en el Reino Unido, opera directamente en más de 46 países y cuenta con aproximadamente 7500 empleados en todo el mundo. En casi 74 mercados más, contamos con distribuidores externos que comercializan y venden nuestros productos a nivel local. La red de distribución de Castrol abarca 120 países, lo que incluye 800 puertos y más de 2000 distribuidores y agentes asociados.

Castrol MAGNATEC

Castrol ofrece lubricantes prácticamente para todo tipo de aplicaciones domésticas, comerciales e industriales. Para la lubricación del sector automotriz (incluidos los motores de 2 y 4 tiempos de motocicletas, así como los motores diésel y a gasolina de automóviles), nuestros productos abarcan una amplia gama de fluidos para transmisión automática y manual, lubricantes y ceras para cadenas, líquidos refrigerantes, fluidos para la suspensión, líquidos de frenos, grasas, limpiadores y productos de mantenimiento. Asimismo, fabricamos productos para maquinaria agrícola, centrales, aplicaciones industriales en general y aplicaciones de ingeniería naval. Todos nuestros productos tienen registradas las sustancias químicas a nivel internacional y cumplen con los requisitos de todos los lugares donde se utilizan.
  • Lubricantes para el sector automotriz: desarrollados para consumidores, suministro de lubricantes, productos especiales (aceites para engranajes, grasas y otros productos auxiliares) y servicios para automóviles, motocicletas, vehículos comerciales, incluidos los camiones para trabajo pesado, y vehículos para la agricultura y la minería.
  • Lubricantes para el sector industrial, naval, energético y de la aviación: desarrollados para la comunidad interempresarial y el suministro de soluciones para los sectores de fabricación, minería, transporte, aviación y explotación petrolífera. Nuestras operaciones comerciales globales ofrecen seguridad a nivel mundial, mayor productividad, productos medioambientales mejorados y asesoramiento de confianza con el fin de optimizar los procesos de producción de nuestros clientes.
A la vanguardia de la tecnología más innovadora, con 7 centros de investigación y desarrollo distribuidos en diferentes partes del globo, desarrollamos y probamos cientos de nuevos productos cada año. Trabajamos en estrecha colaboración con los fabricantes de equipos originales más importantes de la industria, junto a los cuales suministramos una amplia gama de lubricantes diseñados para distintos entornos y condiciones de funcionamiento específicas. Muchos de nuestros productos han sido recomendados por destacadas empresas y diseñados conjuntamente con algunos de los principales fabricantes de vehículos (OEMs) originales, como Audi, BMW, Ford, MAN, Honda, JLR, Volvo, Seat, Skoda, Tata y Volkswagen, para sus nuevos sistemas de propulsión.

HISTORIA DE CASTROL

Castrol fue fundada por Charles "Cheers" Wakefield con el nombre de "CC Wakefield & Company". En 1899, cuando tenía 39 años, Charles renunció a su empleo en Vacuum Oil para emprender un nuevo negocio en Cheapside (Londres) dedicado a la venta de lubricantes para trenes y maquinaria pesada. Era un hombre persuasivo, capaz de articular claramente una visión, y ocho de sus ex compañeros de trabajo lo siguieron en la creación de su nueva compañía. A principios del nuevo siglo, Wakefield comenzó a interesarse en dos nuevos artilugios deportivos motorizados: el automóvil y el aeroplano. La compañía empezó a desarrollar lubricantes especialmente pensados para estos nuevos motores, que requerían aceites lo suficientemente líquidos como para funcionar desde el arranque en frío, y lo suficientemente espesos como para seguir funcionando a temperaturas muy elevadas. Los investigadores de Wakefield descubrieron que al agregar una medida de aceite de ricino, un aceite vegetal que se extrae de las semillas de ricino, se lograba un buen resultado. A este nuevo producto lo llamaron "Castrol".

Luego de ayudar a crear un nuevo tipo de aceite para motores, CC Wakefield fue pionera en incursionar en un novedoso método para lograr que el producto atraiga la atención de los clientes: el patrocinio. El nombre "Castrol" aparecía en los carteles y en las banderas de las competiciones aviación, las carreras de automóviles y de los eventos con pilotos que intentaban batir los récords de velocidad en tierra. La línea de productos de la compañía generaba cada vez mayor rentabilidad, por lo que Wakefield decidió ampliarla e incluir aceites especialmente desarrollados para los motores individuales de fabricantes de automóviles. 

En 1960, el nombre del aceite para motores ya había eclipsado totalmente al del legendario fundador de la compañía, por lo que "CC Wakefield & Company" se convertiría, sencillamente, en Castrol Ltd. Mientras tanto, los investigadores de la compañía ahondaron aún más en las complejidades de la lubricación de motores, y se inauguró un centro de investigación de vanguardia en Bracknell (Inglaterra). Más tarde, en 1966, The Burmah Oil Company adquirió Castrol. 

Como prueba de que Castrol no se había dedicado únicamente a los automóviles y las aeronaves, el Queen Elizabeth II, el transatlántico más grande del mundo, fue botado en 1967 con lubricantes Castrol. En la década de 1980 y 1990, la compañía continuó presentando productos novedosos y originales. Burmah-Castrol fue adquirida por BP en el año 2000, y la marca Castrol pasó a formar parte del grupo de empresas de BP.

Recientemente, cuando el rover "Curiosity" de la NASA emprendió su fascinante misión en Marte en 2012, una grasa industrial de Castrol desempeñó un papel fundamental al garantizar que el Curiosity, desde sus ruedas hasta sus cámaras, funcionara a la perfección. La grasa ha sido formulada para que el programa espacial pudiera desarrollarse a temperaturas que van desde los -80 °C hasta los 204 °C. El éxito de la compañía se debe, en gran parte, a la filosofía original de Charles Wakefield. Wakefield se valió de la ayuda y del estímulo de sus clientes para desarrollar sus nuevos aceites Castrol, porque tenía la convicción de que el trabajo en colaboración era la mejor manera de lograr resultados satisfactorios para ambas partes. Esta lógica es la que hoy en día rige a Castrol tanto como en el pasado.

Castrol es más que solo aceite, es ingeniería líquida.

RETRATO DE SIR CHARLES WAKEFIELD

LA MARCA "CASTROL" DE ACEITES PARA MOTORES, CREADA POR WAKEFIELD, FUE REGISTRADA EN 1909

BOTADURA DEL LUJOSO TRANSATLÁNTICO QUEEN ELIZABETH II