MOTOS

MotoGP

Castrol y Honda han disfrutado de una larga relación sembrada de éxitos, que se remonta a la competición Isle of Man TT de 1959, cuando el equipo patrocinado por Castrol ganó el título de fabricantes en su primera visita al circuito. Durante los pasados 50 años, Honda y Castrol, juntos, han conseguido más de 500 victorias en MotoGP, en el Mundial de Superbikes y en carreras de resistencia de motos. Una impactante lista de triunfos.

Actualmente, Castrol sigue siendo socio de Honda en la cumbre de la competición a dos ruedas: MotoGP. Al trabajar con los prototipos de alto rendimiento de carreras de MotoGP –que se diseñan y construyen exclusivamente para aprovechar al máximo todos los caballos de potencia de los motores de cuatro cilindros de 1000 cc de MotoGP– Castrol puede probar su aceite de moto Power 1 al límite con los vehículos de dos ruedas más avanzados que jamás hayan pisado los circuitos.

MUNDIAL DE SUPERBIKES

Castrol es socio patrocinador del equipo Honda del Mundial de Superbikes. Las motos de serie brindan a Castrol el entorno de competición ideal para garantizar que sus lubricantes Power 1 ofrecen el máximo rendimiento cuando se testan en condiciones límite.